Pintar marcos de ventana es una manera rápida y sencilla para cambiarle la apariencia a estos elementos arquitectónicos de casas, pisos, oficinas y locales comerciales. Se trata de una renovación que no requiere mucho dinero y que no requiere de tanta experiencia.

Un marco de ventana es el que rodea y admite todo el sistema de ventanas. Se compone de la cabeza, la jamba y el alféizar, siendo la primera la parte horizontal principal que forma la parte superior. Pero así como ocurre con cualquier otro elemento de este tipo, en ocasiones necesitará un trabajo de pintura, ya sea por desgaste o por cambiar la decoración.

Un detalle interesante es que la madera es el material más común utilizado para recortar ventanas interiores y exteriores, y la buena noticia es que no representan mayor problema para encontrar una pintura de buena calidad. Para molduras exteriores de madera, por ejemplo, lo adecuado es una pintura brillante exterior de primera calidad, ya sea de aceite o acrílica.

Una vez que las ventanas estén limpias y secas es el momento perfecto y si son de metal, lo mejor es decantarse por una pintura de metal especializada.

Recomendaciones para el proceso

Al momento de tomar la decisión de emprender este proyecto hay que tomar en consideración algunas recomendaciones. Por ejemplo, si es un día húmedo, la pintura puede tardar un poco más en fijarse, pero quizá para el proceso inicial sean necesarias unas tres horas aproximadamente.

Lo que hay que hacer es simplemente aplicar la pintura con un pincel angular y hacer un esfuerzo para no pintar en lugares donde no debería estar la pintura, para que el trabajo quede lo más uniforme posible.

Para proteger el vidrio, lo más adecuado es usar cinta de enmascarar o una película protectora que se pueda colocar de una manera sencilla. Otra opción es omitir este paso y raspar cualquier exceso de pintura del vidrio con una cuchilla; aunque lo mejor es evitar que caiga pintura donde no corresponde.

Importante es revisar las ventanas en busca de signos de moho molesto, pues con frecuencia estos elementos se desgastan mucho y, debido a que tienen que soportar la lluvia y la luz solar, pueden ser un caldo de cultivo para el moho. Si hay signos de moho, lo mejor es limpiarlos con un lavado fungicida y luego proceder a pintar.

Si estás pensando en pintar marcos de ventanalo mejor es que consideren bien el color y también que sigas esas técnicas adecuadas que permitirán que el trabajo quede excelente, sin la necesidad de tener que recurrir a un pintor profesional.

Leave a Reply

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar